Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.


 

Reglas (inquebrantables) si comes en tupper

FUENTE: Cosmopolitan

Reglas (inquebrantables) si comes en tupper

Te ayudamos a hacer de tu tupper un menú apetecible con los consejos de Graciela Moreira, experta en nutrición y cocina de PronoKal Group®.

Es tu gran aliado. Tu compañero de batalla, tu complemento insustituible: el tupper. Tu outfit de oficina resulta incompleto si no le acompaña la fiambrera fiel que siempre te saca del apuro. El elemento más querido y el más odiado. ¡Qué pesadez! ¡Pero qué necesario! ¿Cómo conseguir que el tupper luzca su mejor cara? Sano, exquisito e innovador en materia alimentaria (transportable), ¿son compatibles? Lo son, y además puedes sumarle también el adjetivo equilibrado. Sigue leyendo.

Para conseguirlo, hay algunas reglas que nunca debes saltarte (si no, lo lamentarás durante todo el almuerzo):

  • Lo primero que tienes que hacer es planificar con antelación tu menú, por lo que lo ideal es que, si no tienes tiempo por la mañana, lo dejes preparado la noche anterior. Evitarás coger lo primero que pilles de la nevera diez minutos antes de salir hacia el trabajo. Una opción que nos da la experta: "Puedes poner un poco más de cantidad en la cena y combinarlo con otros alimentos (arroz, patata, verdura,…) para el día siguiente. Así se conseguirá un plato diferente".
  • No se recomiendan los bocadillos, hay que dejarlos como última opción. Sacian en el momento pero enseguida se vuelve a tener hambre.

Variedad:

  • La comida siempre debe constar de una proteína y verduras, legumbres, fécula o cereales, explica Graciela Moreira. Las verduras y legumbres de bote pueden ser tus grandes aliados si no tienes alimentos frescos preparados y te falta tiempo... ¡Se acabaron las excusas!.
  • El plato único es una excelente opción, pero tienes que combinar bien los nutrientes. Por ejemplo, en un plato plano la mitad debe cubrirse con verduras cocidas o crudas en ensaladas, una cuarta parte con legumbres, cereales o féculas y la cuarta parte restante con un alimento proteico como pollo, pavo, pescado, atún en conserva, huevos, etc.
  • La experta lanza un apunte, ¿por qué no aprovechar los alimentos propios del otoño? "Tienen los nutrientes necesarios para esta estación del año. Incluye en tu menú coliflor, coles de Bruselas (ricas en vitamina C), calabacín y calabaza (ricos en vitaminas y con poco aporte calórico), berenjena y alcachofa (fibra y además ayudan a desintoxicar al organismo), setas (vitaminas, minerales y fibras), cítricos y granada (ricos en vitamina C que nos previenen de los resfriados)".

TRUCO MAGISTRAL: A la hora de aliñar tus ensaladas, hazlo en la oficina. Justo antes de comer (el sabor de los alimentos aliñados cambia considerablemente según avanza el reloj). Llévalo en un bote. Ídem con el tomate de la pasta, cuanto más tarde lo eches, ¡menos se secará!

Ver noticia completa...

Últimas noticias Ver todas

- Te contamos cómo ha sido la dieta de Carlota Corredera [26/06/2017 • Revista Love]

- Quitar kilos con dieta baja en calorías ya no es la mejor opción [16/06/2017 • El Correo Gallego]