Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.


 

La incapacidad de sentirse saciado es una de las consecuencias que la lipoinflamación provoca en personas obesas

FUENTE: Anisalud

  • La lipoinflamación (inflamación generada en las células de grasa) interfiere en las señales que envía el Sistema Nervioso Central (SNC), modificando la acción de la leptina (hormona que regula la saciedad), lo que comporta un aumento excesivo de la sensación de apetito.
  • El hecho de que el paciente no se sienta saciado, contribuye a que siga comiendo y, por tanto, aumente los depósitos de grasa. Ello reduce la efectividad de la dieta, aumentando su frustración y provocando su abandono definitivo.
  • El Método PnK® es el único tratamiento que resuelve la lipoinflamación gracias a su fórmula exclusiva ProteinDHA, consiguiendo que los pacientes normalicen sus niveles de apetito, se sientan saciados y ayuden a no recuperar el peso perdido.

La incapacidad para sentirse saciado es una de las consecuencias que la lipoinflamación provoca en personas obesas, ya que ésta modifica la acción de la leptina (hormona que regula la saciedad) y comporta un aumento excesivo de la sensación de apetito. La ansiedad por comer es uno de los principales problemas que aparece mientras se lleva a cabo una dieta, y puede agravarse debido a la constante sensación de hambre que provoca la lipoinflamación. Por ello, el Método PnK® está específicamente desarrollado para resolver la lipoinflamación, con su fórmula exclusiva ProteinDHA, y ayudar a no recuperar el peso perdido.

La lipoinflamación (inflamación generada en las células de grasa) provoca un aumento de la grasa abdominal, resistencia a la insulina y una mayor presencia de sustancias pro-inflamatorias. Precisamente, estas sustancias son las que interfieren en las señales que envía el Sistema Nervioso Central (SNC) e inhiben la sensación de saciedad.

Cuando esto sucede, el paciente aumenta su ansiedad por comer porque nunca se siente saciado, lo que contribuye a aumentar los depósitos de grasa, reduciendo el efecto de la dieta, aumentando el sentimiento de frustración y, por tanto, perdiendo motivación por seguir con el tratamiento de pérdida de peso...

Leer más en Anisalud...

Últimas noticias Ver todas

- Quitar kilos con dieta baja en calorías ya no es la mejor opción [16/06/2017 • El Correo Gallego]

- Cómo desengancharte del azúcar [12/06/2017 • Belleza Eres Tú]